jueves, 5 de abril de 2012

SE NOS FUE ROGER CORTEGANA LUDEÑA. EL TÉCNICO ELECTRÓNICO DE LOS ARTISTAS EN MIRAFLORES.


Oremos por el alma de
de nuestro amigo.
Todos los músicos que dependíamos para nuestras presentaciones de un amplificador de sonido o el constante mantenimiento de guitarras, acordeones electrónicos o teclados digitalizados, tuvimos un amigo que nos proporcionaba, no sólo sus conocimientos de técnico especializado, sino también su taller para reunirnos en fraternales sesiones de charlas amenas e interminables. Todos recordamos con nostalgia la "Electrónica Miraflores" en el Pasaje Esperanza y, la verdad, cuántos amigos logramos.

Allí llegamos por primera vez con nuestro "Transicord", un acordeón electrónico que nos convertía en hombres orquesta. Con un amplificador Farfisa y un baterista, armábamos el tono a todo dar. Alguna falla o secreto técnico, había que consultarlo a Roger Cortegana. Llegábamos a su taller y era tanta su cordialidad con todos, que, sin sentirlo, conformamos un club de amigos que se reunía todos los viernes, luego del horario establecido para su funcionamiento, y nos dábamos al placer de hacer música.

El amigo que nos lo recomendó fue Domingo Rullo, el gran músico argentino por esos tiempos Administrador de la Casa Sterling de Miraflores. Una empresa dedicada a la venta de guitarras, baterías, acordeones y todo tipo de instrumentos musicales. También, otro centro de reunión de artistas como Josecito Pace, los Hnos. Gamarra, Reynaldo Cruz y muchos más. Adquirías tu instrumento y la garantía estaba respaldada por el taller electrónico de Roger Cortegana Ludeña.

Hoy 5 de Marzo de 2012, nos llamó el querido amigo Pepe Lucho Hernández "La Sombra", para decirnos que Roger ya no estaba más con nosotros. Dejó de existir tras cuatro años de noble lucha contra el cáncer. Precisamente el mismo tiempo que mantenemos nosotros y que, Gracias a Dios, nos permite escribir esta semblanza. Fue en el 2008 que se nos presentó el mal y ambos salimos a afrontarlo con serenidad y respeto. Me llamaba telefónicamente y me decía: "Te habla "ñajañaja" Cortegana. Siempre conservó el buen humor.

Su enfermedad se le presentó en el paladar y sufrió la extirpación de parte de esa delicada zona bucal. Nos encontrábamos en su otro taller, creo que ya en manos de su hijo mayor y una vez lo hallé intentando, con su acordeón, tocar una pieza titulada "El Vuelo del Angel", clásica de los acordeonistas italianos. Ese día, por mi visita, almorzamos juntos. Algo al paso por los alrededores. Tuve el honor en anteriores ocasiones de probar la sazón de su esposa Libertad, un lujo personal que siempre evoco con nostalgia.

Se nos fue ROGER CORTEGANA LUDEÑA, natural de Celendín, Cajamarca. Le sobrevivo con la gracia de Dios. Sus restos se velan en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Miraflores, entre Santa Cruz y La Mar. Mis condolencias a su viuda, nuestra amiga Libertad y a sus adorados hijos. Estaremos a su lado en su velatorio y estamos seguros que allí volveremos a reencontrarnos viejos amigos, como en los tiempos buenos y brindándole nuestra compañía en el adiós pasajero. DESCANSA EN PAZ. Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario