sábado, 24 de noviembre de 2012

TERESA CORDOVA, MI "PERIODISTA INCOGNITA" FALLECIO EN LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTE AMERICA.

Teresa Córdova
Q.P.D.
La vida tiene esos vericuetos muy difíciles de entender. Hará menos de una semana que se me ocurrió publicar la fotografía de una linda periodistas que me entrevistó el siglo pasado para Radio Programas del Perú. Nunca supe su nombre. Escaneando fotos para mis blogs y recortándolas, observé la que les estoy comentando y en Facebook la hice aparecer. Vinieron las respuestas y se trataba de la reportera Teresa Córdova, hace ya buen tiempo fuera de nuestro país. Dije ¡Hurra! Pero Elena Guevara, acotaba que dicha colega pasaba por una severa crisis de salud. Eso cambió el panorama.

Nos sugirió ingresar a una cruzada de Fe por la salud de mi "periodista incógnita" y comprobar con mucha tristeza la verdad de su caso. Leí la dolorosa realidad de su esposo y todos los intentos que se habían probado a fin de salvarla de su mal. Nada era posible. Estaban los buenos ánimos, pero muy lejos de lograr la ansiada respuesta. ¿Por qué se nos ocurrió publicar su foto? ¿Una simple curiosidad? En contadas horas aparecieron los comentarios y adhesiones para pedir por ella al Divino Hacedor. Nos pasó lo mismo y cada día le pedíamos a Dios el milagro. Algo insólito.

Recordada periodista peruana.
Hace unos minutos ingresé al Facebook de su familia y el esposo comunicaba su dolorosa realidad. Lo admiro por su templado carácter. Quizá ya convencido de su mal sin remedio. Me emocioné mucho y al instante compartí su mensaje en mi Facebook. Ya hay manifestaciones de pesar de quienes la trataron y conocieron en vida. Gran periodista y triunfadora en su profesión. Una compañera fiel y madre de tres hijos que la extrañarán eternamente. Aquel rostro y expresión de su foto, nos la muestra dulce y encantadora. Una luchadora de las comunicaciones.

Sin haber sido su amigo y haber sentido una simpatía natural por Teresita Córdova, nos duele la triste noticia. ¡Cómo no agradecer a Dios me permita seguir en este mundo! Llevo mi mal, el mismo de esta periodista, y lo vengo superando desde el 4 de Marzo de 2008 en que fui operado. ¡Cuánto lo lamento! ¡Qué extraña coincidencia! Gracias a ello hemos sido portadores de toda su lucha por salvar su vida. Una curiosidad que debe tener su explicación. Lo cierto es que son muchas las personas, entre colegas y amigos, las que están señalando su dolor anta la infausta noticia.

Rostro dulce e inolvidable
Vaya para el esposo y sus hijos. Para toda su familia en general. Para los amigos colegas que sienten su partida profundamente, estas "Mis Condolencias". Salen de mi corazón, acostumbrado a soportar penas y angustias. Dios nos ha dado en nuestro últimos años de supervivencia, esta virtud de escribir y hacerlo con amor a la vida. Nada más hermoso. Gracias Teresa Córdova por esa entrevista y que nos ha permitido, por alguna razón, ser esta vez amigos en el dolor y la añoranza. Habrá ocasión de vernos en el Reino de Dios, porque ese es el destino humano. De lo que si estamos muy seguros, es que todos te recordarán por siempre. Hiciste una buena labor periodística y esa huella no se borra. DESCANSA EN PAZ. Gracias.